miércoles, 5 de octubre de 2016

El Valor De Los Instintos


Nada más ridículo e increíble, en nuestro tiempo y en los últimos cien o doscientos años en los cuales, nuestra especie se ha dedicado a vanagloriarse y hasta convencerse de que somos capaces de pensar, de razonar, de analizar, pero nada podría estar más equivocado que tal creencia, pues la evidencia demuestra lo contrario en todos los ámbitos de la actividad humana, aunque las más evidentes y graves evidencias de nuestra presunción y total equivocación son notables en la depredación de nuestro hogar, nuestro planeta, que esta en un estado critico del que si no se toman cartas en el asunto inmediatamente, no tendremos punto de retorno, un conglomerado de seres pensantes, jamas habría hecho lo que nosotros, por otro lado en el ámbito de la vida personal, es de tragedia sobre tragedia, una mala decisión tras otra una y otra vez y si nos centramos en la esfera de las emociones ni que mencionarlo hace falta.
Es mas que obvio que no somos capaces de pensar, mas sin embargo como el orgullo y la soberbia no nos dejan aceptarlo, seguimos cometiendo atrocidades y trasgrediendo nuestra naturaleza como tal y la que nos rodea; nada mas terrible que todas las perversiones humanas, las cuales han tenido su origen en la supresión de los instintos, que cosa mas absurda que suprimir los instintos, pues son parte de nuestro diseño perfecto, de hecho el único asidero real en donde podríamos guiar nuestras vidas, mas nuestra inmensa estupidez nos ha hecho racionalizar y justificar cualquier cantidad de idioteces a fin de suprimir nuestros tan valiosos y convenientes instintos.
Nuestra imaginación que es lo que confundimos con inteligencia, nos ha metido en tantos absurdos y nos ha hecho gastar tantos recursos valiosos y necesarios para la misma humanidad en vanidades y por otro lado a pervertido nuestras mentes suprimiendo instintos primarios como la actividad sexual por ejemplo, acaso la que mas ha afectado nuestras ya confusas vidas, como para ponerla a cargar un peso psicológico tan grande como creer que aquello que con tanta fuerza te mueve es algo malo e incluso hasta demoníaco, vidas truncadas, juventudes destrozadas, incluso casos de locura, todo por la obtusa creencia de que el instinto es malo, impropio, maligno, repugnante.
Queda claro que el ser humano ha demostrado infinidad de veces su falta de sentido común y de raciocinio, por tanto es obvio que infinidad de creencias son puramente producto de nuestra imaginación y por tanto como todo lo que es parte de nuestra creación puede variar, cambiar o suprimirse; más los instintos, no son creación nuestra, es parte de la configuración que como individuos poseemos, la misma que permite formase a cada uno de nuestros órganos, permite a nuestros instintos manifestarse sin la necesidad de que medie nuestra imaginación, el instinto no existe con el fin de acomodarse a la sociedad, ni con el fin de agradar opiniones, es con el fin de garantizar la preservación de la especie y una vida saludable, suprimirlos significa, propiciar nuestra enfermedad, ya sea física o mental, pues si la configuración es incorrecta, obviamente nuestro sistema va a hacer evidente ese error, así como al ingerir algo dañino vomitamos, al suprimir los instintos reaccionamos de alguna manera, pero al no ser tan evidente como el vomito a la comida dañina, el humano lejos de entender que no debe suprimir lo hace mas vehementemente, como si en vez de no comer más la comida contaminada comenzáramos a ingerirla copiosamente, de semejante acción lo único que podemos esperar es manifestaciones bizarras.
Valorar el instinto, nos permitiría ver mas allá, conocernos mas, usar nuestras energías para cuestiones positivas, la felicidad y la salud mental radican en tener armonía con nosotros mismos, en sentirnos bien de lo que somos y de lo que sentimos, pero si rechazamos nuestros instintos, si tratamos de reprimirlos, de etiquetarlos como algo negativo, cualquier cosa podremos esperar menos bienestar y estabilidad psicológica, por eso resulta al mundo incomprensible que existan tanta violencia y tantos actos terribles, pero a mí lo que me resulta sorprendente es que no haya más, nuestra humanidad es tan poderosa que a pesar de la inmensa transgresión de los instintos. la mayoría logramos de alguna manera comportarnos con éxito en sociedad, aunque no podría decir lo mismo de lo que cada uno siente por dentro, pues mientras dentro de nosotros tengamos un instinto que lucha por manifestarse y nosotros luchemos en su contra, jamas podremos lograr la paz y tranquilidad que te llevan a la felicidad y plenitud de ser.

Sean Felices.....


lunes, 30 de junio de 2014

Como tomar la mejor decisión.

Tómese en consideración el titulo de estas líneas, es una afirmación y no una pregunta, por si a caso creyó que se hubiera visto mejor, seria más prudente, menos petulante, etc. Pero los eufemismos y otras cuestiones que incitan a la distorsión de los hechos no son parte de mi personalidad y estas líneas insisto son la que para mi es la manera en que se deben tomar las decisiones.
Una decisión es el análisis que hacemos sobre nuestros hechos a futuro con relación a una situación particular o general de la que resultamos implicados de alguna manera, si hemos tenido la suficiente pericia seremos consiente que cualquier situación de la vida esta llena de toma de decisiones, las cuales dependiendo de nuestra situación (conveniente o inconveniente), son potencialidades de un cambio radical o no, de un ligero cambio o de uno tan sublime que es imperceptible y que sin lugar a duda afectara nuestro entorno , nuestro cuerpo, nuestro estado vital.
Las decisiones tienen además diferentes dimensiones, las hay cotidianas, de orden social, de orden familiar, de carácter individual, de violencia, de muchas y muy variadas características, pero convergen en su funcionamiento y su relación directa con el carácter del tiempo, las decisiones deben tomarse sobre todo las importantes y trascendentales, basadas en esta relación con el tiempo, el cual es un concepto muy curioso, pues en su relación con la vida es instantáneo, ya que cada momento es irrepetible y mientras lo pensamos ha pasado a formar parte de la sistematización que hallamos podido captar en el instante, por tanto el presente es como el tiempo mas difícil de concebir, no tanto así el pasado y el futuro, pues el pasado es como ya he mencionado la sistematización que hallamos podido captar en el instante y su acumulación en nuestra memoria es lo que concebimos como tiempo pasado, el futuro es lo que podemos imaginar que sucederá basados en esta compilación de nuestra memoria fotográfica, pues aunque hallamos sido capaces de concebir apoyo a partir de la escritura, es la memoria fotográfica la que registra lo que cada uno conceptualiza como recuerdos, la que se inscribe en nuestro cerebro tal cual sucede la realidad,  momento a momento, a partir de la traducción que nuestros sentidos hacen de ella; viéndolo de esa manera, lo más concreto parece ser lo pasado, que dicho de otra forma es la experiencia, la misma que debe ser la base fundamental de la toma de decisiones, pero más que la experiencia concebida como conocimiento, la experiencia de reconocer como reaccionamos ante situaciones que concebimos como, derrota, fracaso, perdida o cualquier concepto que nos resulte de no agrado, pues es eso y no haber tomado la mejor o la peor decisión lo que influye en la manera en como traducimos los hechos, lo cual es lo más importante para poder solucionar una situación, no son los conocimientos, por tanto los conocimientos deben servirnos para imaginar el futuro de nuestra decisión, así podremos saber cual posible situación será mas fácil de digerir para nosotros en caso de no lograr nuestros objetivos, pues de eso dependerá que podamos seguir haciendo lo mejor para nuestras vidas con certeza, y culminare con un ejemplo simple de lo que quiero decir.
Cobe es un joven de un país del áfrica subsahariana, tiene 24 años, comparte su vida con Sayí  y dos hijos de ambos, Cobe antes de conocer a Sayi ingreso a la universidad con una beca que cubre los costos de matriculas solamente, y trabaja como dependiente en el comercio, ahora cuando le falta un año para graduarse, se ha quedado sin trabajo del cual depende la subsistencia de su familia, con la que convive desde hace dos años y algunos meses, los únicos trabajos que puede conseguir le obligan a aplazar sus estudios, pero con trabajos informales logra subsistir austeramente, lo que consigue es casi lo mismo regularmente, pero a veces es mucho menos y cuando eso sucede Sayí lo presiona para que deje la universidad y consiga un trabajo de lo que sea.
Cobe tiene dos caminos con posibilidades dispares aunque similares, si deja la universidad es posible que no vuelva o que querer volver sea algo demasiado difícil, pero el haría el sacrificio por mejorar la situación de su familia, la cual sabe que tiene casi nulas posibilidades de mejorar mas allá de lo que puedan mejorar con ese trabajo de lo que sea, por otro lado sabe que la situación puede continuar de esta manera por mas tiempo, pero lo ideal es que fuera el menos posible, aunque sabe que terminando la universidad tal vez no encuentre un trabajo de inmediato, paulatinamente cuando lo consiga su situación cambiaría considerablemente, pero no sabe si eso puede demorar seis meses un año o mas.
Ante esta situación Cobe piensa en los posibles escenarios de fracaso en ambas opciones y considera como se sentiría peor, si solucionando la situación con inmediatez y no pudiendo salir de ahí en el futuro o si prolongando la situación actual por tres o más años, lo que también implica un deterioro consecuencia de la misma situación, cuando esta seguro de cual de los dos escenarios le resultaría más fácil de aceptar y reconocer, decide y actúa, pues no debe dejarse de tomar en cuenta que el éxito de cualquiera de los dos caminos también es una opción.

Sean Felices…


martes, 26 de marzo de 2013

El hombre de otro tiempo.

 El dinero no tiene poder alguno somos nosotros quienes se lo damos, porque imagínese que viniera un ser humano tal vez del futuro o del pasado pero de un tiempo en que el dinero que nosotros conocemos no existiera, le garantizo que si le pusieran a elegir entre una bolsa llena de rollos de billetes de $100 dolares y una manzana, ese hombre escogería la manzana, porque pensaría que le es mas útil que el papel, sobretodo si viniera de un tiempo donde las cosas solo tuvieran valores reales, por lo tanto papeles pintados que solo podrían usarse para reciclaje contra comida fresca y saludable, no duda en elegir la manzana. El valor del dinero solo existe en nuestras mentes, por ahí escuche que un filosofo pero no se cual ni se si la historia es cierta, no estoy seguro pues donde lo escuche estaban hablando de frases y filósofos entonces no puedo recordar todas las frases con nombre y apellidos, ni siquiera la frase completa si no solo de la idea central que era que vivíamos en nuestras mentes y no en la realidad, tiene total sentido con el dinero, pues es algo que solo vale en nuestras mentes, con solo darnos cuenta de eso el mundo cambiaría  porque ahí nos daríamos cuenta de que el poder lo tenemos nosotros, los que tenemos la fuerza de trabajo, y no me refiero solo a los obreros ya que los intelectuales también son fuerza de trabajo en este sistema, si no a todos los que producimos la riqueza, osea los bienes sean de consumo o de otra índole pero que sirven para que el mundo funcione de la manera que lo hace, si todos nosotros que curiosamente no somos los que tenemos poder, nos diéramos cuenta que la condición que nos somete es una imagen mental colectiva, que somete hasta a los que no la aceptamos, porque la convención que lo acepta es de dimensiones abrumadoras imposibles de superar, aparentemente, y aunque no estemos de acuerdo con darle mas valor a un pedazo de papel que a la fuerza de trabajo no logramos hacer nada pues los seres humanos dependemos unos de otros aunque a algunos no les guste darse cuenta de ello y por tanto mientras todos aceptan vivir dentro del mundo del cual todavía no somos capaces de salir, ese poder tan grande del intelecto seguirá siendo mas una arma que una virtud pues no sabemos usarlo, hemos avanzado mucho usándolo para desarrollar tecnología pero todavía no nos resulta importante a la mayoría el comprender la realidad, pues como el intelecto nos permite la justificación no logramos ver la realidad tal como es y vivimos en grupos de convenciones colectivas implícitas e inconscientes  no existen varias realidades como la gente sostiene, ni existen puntos de vista, el que existan distintas opiniones es producto simplemente de las convenciones, creemos en las justificaciones que los demás nos dicen, empezando por nuestros padres y seguimos aceptando muchas sin cuestionarlas, a medida acumulamos experiencia en la vida osea desde el día que nacimos hasta que empezamos a encontrar a individuos adscritos a conversiones con leves o contrastantes diferencias a las que nosotros hemos aceptado es que comenzamos a cuestionar a alguna o ambas justificaciones, mas no cuestionamos el hecho de la razón real de que las justificaciones existan, pues aunque actuamos con la realidad simultáneamente  no logramos poner en primer plano la realidad, si no que el intelecto nos pesa tanto que petulantemente tomamos una actitud de importancia, mas es la misma importancia que puede sentir un adolescente al encender un cigarrillo en publico, alardea de algo que no conoce y cree que por solo sostenerlo y que lo vean se vuelve importante ante los demás, de la misma forma nuestra humanidad alardea por su razonamiento mas no se de cuenta que no lo sabe usar y acepta darle valores a cosas que solo existen en nuestra mente, muchos de los que tienen el poder lo saben y construyen un sistema para contener esta pubertad de la que no hemos salido aun, pero también han habido resultados que nunca se imaginaron pues al vivir entre la fantasía y la realidad la misma fuerza de trabajo a construido telarañas mas fuertes y pegajosas que las que el sistema hace pero es resultado de esa dualidad que aceptamos como la realidad.
 ya estamos en un punto en donde si se logra justificar se acepta y hasta lo injustificable logra subsistir porque alguien logro construir el vehículo para que la estupidez viaje sin contratiempos, cada cabeza es un mundo, todos tenemos nuestras propias opiniones y todas son iguales de validas, o la mas tajante la realidad es relativa. No existe forma alguna de que  la realidad pueda ser relativa, relativo es lo que nosotros aceptamos, esas afirmaciones son validas a nivel de nuestro pensamiento, pero no a nivel de la realidad, el día que logremos salir de la fantasía, ni locos aceptaríamos un mundo en la condiciones del actual, no podríamos creer que algo así sea cierto, sobre todo porque no existe ninguna cosa física que nos someta a vivir así, si no porque es nuestro mismo pensamiento el yugo con el que nos tienen sometidos.

Sean Felices...

viernes, 8 de febrero de 2013

La verdadera riqueza

Que difícil resulta, querer hablar con un amigo sobre cuestiones en donde simplemente el análisis popular y el sentido común no son suficientes, ya que la mayoría de las veces estos están sustentados en la realidad cotidiana y los hechos palpables del diario vivir, y cuando son temas de fondo como la política  no basta con eso, es necesario un nivel mas nutrido de herramientas que permitan hacer un juicio de valor adecuado.


Quizá lo mas difícil sea llamar a las cosas por su nombre sin dañar susceptibilidades,  pero debe ser así,  la educación superior sin un sustento grande de humanismo, no debería llamarse educación superior y el que desconoce este pilar del conocimiento, no puede, ni podrá valorar este tipo de sucesos, pues no puede ver todas las aristas, mucho menos podrá ver la transgresión de valores y situaciones que están en contra de la simple lógica y que mas sin embargo son aceptadas como parte del orden corriente de lo que es correcto y justo.


Hay primero que comprender que este sistema capitalista  nos tiene sometidos y es una transgresión a los derechos fundamentales y una carta abierta a la frialdad y al sacrificio humano a través de la explotación en pro del crecimiento económico; creo que puedo hablar con propiedad y afirmar que para  la mayoría de personas que habitamos el planeta, el bienestar humano debe ser siempre la prioridad, mas sin embargo me quedo muy sorprendido cuando los humanos desviamos nuestra atención de las verdaderas prioridades, tal vez parezca un cambio drástico de tono, pero quiero empezar mencionando algunas de las cosas que me parecen mas grotescas de la realidad mundial, ya que no coinciden con la idea de priorizar el bienestar humano, la mas grave para mí, es el hecho de que un valor simbólico, osea, que un concepto abstracto como el dinero, tenga mas valor que las cosas tangibles y reales, en mi opinión esta es la primer grave consecuencia del mal uso del poder de la abstracción que como especie poseemos, hay muchas otras cosas terribles que existen a raíz del poder humano de la abstracción.

El engaño es sistemático y todos estamos incluidos aunque no lo queramos, ya que es algo así como el planteamiento de las películas de ciencia-ficción, que plantean que las maquinas dominaran a la humanidad. En este caso nuestro sueño, osea nuestro concepto abstracto de la realidad, nos a cubierto hasta el punto de no poder diferenciar una linea obvia entre lo real y la concepción colectiva; imaginemos que existiera una realidad paralela, un mundo igual a éste, con la diferencia que el metal mas precioso fuera el hierro y fichas de una madera especial el dinero, si intentáramos comprar algo con oro o con billetes de papel, se reirían de nosotros, para mi mente es tan absurdo que a estas alturas de la vida podamos comunicarnos con sonido y vídeo desde la comodidad de nuestra habitación o de cualquier lugar con acceso a la Internet y no nos hallamos dado cuenta que estamos hipnotizados y sometidos a un concepto de la realidad que mantiene al mundo en una condición de desigualdad que no permite una vida digna para la gran mayoría de los seres humanos, mientras por otro lado un pequeño grupo posee una cantidad tan obscena de bienes que debería ser un crimen que exista una sola persona en estas condiciones, el primer paso para llegar a la igualdad, unión y tolerancia entre los seres humanos es cambiar el concepto de la riqueza, que no debe ser otra que la fuerza de trabajo, las habilidades académicas o el talento artístico.  Con esto debe bastar para que todos seamos considerados ricos, pobres si existen serán los que no quieran trabajar o los que quieran aprovecharse del semejante, pues no encajan en un mundo donde la riqueza es nuestra fuerza de trabajo, tan importante e indispensable en el proceso de producción, todo lo que hemos creado como especie fue posible gracias a la fuerza de trabajo, no por el dinero o por el oro y las joyas, que no son mas que el símbolo bajo el cual hemos entregado a cambio de nada la verdadera riqueza.

martes, 27 de septiembre de 2011

El lado brillante de la luna



Después de casi un año de no publicar nada en el blog, nuevamente a surgido la necesidad de seguir escribiendo y es bastante curioso que todo lo escrito en este blog llega por necesidad y no por obligación o por disciplina, durante este tiempo de mi constante y perenne observación de los sucesos de la vida y el comportamiento humano, hay una situación que me ha estado llamando la atención últimamente y es la tendencia marcada y exageradamente obvia de la masa en creer que su realidad particular es mas aguda en todas las aristas posibles, en parte una de las razones de que en la actualidad se haga tan evidente es la accesibilidad existente a razón de la era digital, que permite a cualquiera que tenga a la mano un computador con conexión a la Internet, pues la gran mayoría de publicaciones de medios de comunicación y personas comunes en las redes sociales o en los blogs permiten hacer comentarios con una censura casi imperceptible, en los cuales predomina el fenómeno que he mencionado anteriormente y me parece absurdo que aun que la misma razón que lo permite no pueda ser la clave para un mínimo discernimiento para darse cuenta que pensar de esa manera es absurdo, ya que las realidades económico sociales son muy parecidas entre las latitudes del globo, con obvias excepciones en ambos lados de la balanza pero con más similitudes que discrepancias, pero siempre la constante es la misma pensar y creer que en su realidad particular las cosas son mas agudas, y no se dan cuenta que en todos lados asaltan, matan, extorsionan, secuestran, violan y las autoridades poco o nada pueden hacer en contra de ello, por otro lado cuando es de ser mejor frente al "distinto" su realidad o su origen es mejor, cuando todos son mejores o peores en similar proporción, el mundo es muy grande y la realidad muy similar, pero impera el pesimismo y me repugna en gran manera la forma en que cuando se opina la mayoría de los comentarios son pesimistas, con muy pocas excepciones la tendencia es siempre una critica destructiva o una insatisfacción crónica que evidencia la falta de criterio y análisis, ¿o sera que viven la vida miserablemente? a tal grado de nunca poder ver el lado brillante de la luna, la empatía es casi nula o totalmente inexistente y se critica a diestra y siniestra, al menos yo trato de ver el esfuerzo de los que cumplen funciones de representatividad colectiva y veo los males como algo global y no exclusivo de mi entorno, país o medio social, primero los problemas radican en el sistema, el capitalismo salvaje que ha engendrado tantos hijos bastardos que agobian a la sociedad y en segundo plano esa actitud destructiva que en vez de ayudar a palear con los problemas se dedica sin darse cuenta, a hacer subsistir el ambiente hostil, si le dices a un niño que no sirve y que es inútil llegara a serlo a menos que halla nacido con la estrella del triunfo y en el caso contrario también se cumplirá a menos que sea un pelele incorregible, hermano del mundo aprendamos a ver el lado brillante de la luna y ese hueco oscuro en donde habitan se transformara en el lugar bello que siempre ha sido....










Sean felices......

domingo, 31 de octubre de 2010

El equilibrio


Una frase, eso quería escribir, es mucho mas fácil, pero también es algo mas abierto, no representa en la totalidad las cosas que nosotros quisiéramos decir en realidad, pues si tenemos quien lea lo que escribimos, este, tiene la total libertad de hacer el juicio que quiera a partir de la frase que escribamos, la frase que se me ocurrió decía algo así como ¿el equilibrio entre la paciencia y aprovechar cada segundo de nuestras vidas es acaso el camino al borde del abismo mas crucial de la existencia? me resulto que estaría siendo vació si solo escribo la frase como esparcir granos de trigo al viento, en realidad el cuestionamiento me surge a partir de el dilema que me resulta algo tan complejo y lo señalo así por lo difícil que es apreciar algo con la transparencia debida pues la justificación, vicio y prejuicio propio de nuestro raciocinio es nuestro peor enemigo, ya que gracias al uso de nuestro pensamiento podemos justificar nuestros errores y continuar errando en lugar de aprender, el ser humano es especialista en esto, he oído mas de una vez decir a alguien (cuando digo alguien lo digo en sentido genérico y en este caso especifico ese termino genérico es por decir muchas personas) "hay que dejar que las cosas se den" "hay que darle tiempo al tiempo" algunas cuantas otras frases que hacen alusión a la falta de determinación, no negare que en algunas ocasiones es necesario y tiene una absoluta validez, pero se da en menores circunstancias, pues eso deja de lado algo mucho mas palpable y latente que acecha nuestras vidas: El tiempo, que no espera a nadie y que no hay manera de reponer, yo no se si serán estas las ultimas lineas que escribiré, no se si al despertar podre volver a ver el sol y eso nunca lo tomamos en cuenta, normalmente somos presa fácil del miedo a equivocarnos y el miedo a perder y la justificación nos da las alas necesarias para cometer un error y seguirlo cometiendo, si queremos algo para nosotros hay que luchar por ello o dicho de otra forma hacer todo lo que este a nuestro alcance para poder verlo realizado, después de haber hecho todo lo que nos fue posible en pro de la empresa entonces si podemos decir "hay que darle tiempo al tiempo" o "al que le van a dar le guardan" pero nunca se puede emitir un juicio antes de haber empezado a trabajar, la equivocación no es un hecho inconveniente, al contrario es un aprendizaje que bien interpretado nos hace grandes, igualmente a veces es necesario decir "despacio que precisa" " o quien va lejos va despacio" pero tenemos que saber cuando y como aplicarlo en nuestras vidas, la palabra es un arma y el pensamiento también, una frase es inofensiva por si sola pero nuestra traducción sobre esta la convierte en una virtud o una trampa para nuestro propio destino, yo no puedo decir que soy totalmente asertivo al emplear palabra y pensamiento, pero al menos me doy cuenta de la responsabilidad que implica para mi propio destino y estoy seguro que el arte del buen vivir, el éxito de nuestras empresas; radica en el equilibrio entre la paciencia y el arte de saber dar una estocada certera en el momento preciso, no temamos enfrentar nuestros miedos y cuando algo o alguien se presenta en nuestro camino con una invitación a probar una nueva experiencia o la posibilidad de ofrecernos una alternativa a lo que buscamos hay que estudiarla solo un poco por la precaución debida que se debe tener por regla general, pero inmediatamente después debemos agarrar al toro por los cuernos: Despacio que precisa, pero no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy y mucho menos te duermas en los laureles...



Sean felices...

lunes, 25 de octubre de 2010

Reflexión sobre el camino**


Voy caminando siempre al frente, con la frente en alto, con la agilidad del lince contra las vicisitudes, siempre ganando las batallas, siempre pensando en ser mejor, siempre tratando de ser la diferencia, he hecho tantas cosas en mi vida, tantas a medias, tantas en construcción, todas muy loables y todas actividades de grande, pero siempre incomprendido, siempre querido, pero nunca amado, siempre subutilizado, siempre subestimado, por eso me complico la vida, por eso veo a todos los lados del camino y no logro concentrar mi atención al horizonte, porque no es ninguna virtud tener tanta fuerza y ser indestructible, porque es como ser millonario en un mundo donde no hay nada para comprar, porque es como hablar un idioma de ensueño que nadie puede entender.
A mi me parece tan fácil ver las virtudes en los demás que me resulta incoherente que a los demás les cueste tanto ver lo mismo que yo veo, a medida pasa el tiempo siento que voy consiguiendo la resignación y voy entendiendo en parte porque soy como soy, encontrando que esas diferencias tienen sentido y teniendo certeza que seré inmortal aunque todavía no entiendo de que sirve si aquí en la vida no se es mas que un sobreviviente, se que tengo una capacidad inmensa para amar, pero no tengo la habilidad de la mecánica del amor, esa es quizás la única cosa en la que me falto ser al menos medianamente dotado, si pudiera cambiar, un poco de determinación, un poco de valor, un poco de entrega o un poco de corazón por entender la mecánica del amor lo haría o tal vez un poco del idealismo que me hace creer que un día sin darme cuenta encontrare a una tonta que me haga feliz, que se acerque sin darme cuenta y se apodere de mi sin previo aviso, que tenga el suficiente tacto para no avisarme y pueda enamorarse de mi antes que yo de ella y digo tonta solo figuradamente, pues es una alusión a la inocencia, a la pureza de espíritu y de corazón pues solo una así podría entenderme porque yo tengo corazón de niño...

**(aclaración: esto no es escrito para decir algo a los demás, es algo dicho para mi solamente y que si lo lee alguien mas esta bien, pero quiero que sea claro que no tengo intención de decir nada ni de que alguien este de acuerdo conmigo)


Sean felices...