martes, 27 de octubre de 2009

La voz del corazón (No temas que siempre estaré contigo)


Quizá una de los temas mas difícil de tratar es cuando hablamos de las fuerzas internas que luchan dentro de nosotros mismos, cuando nos vemos inmersos en una lucha por los valores que creemos reales y un sentimiento contrario a todo lo que hemos considerado correcto durante toda nuestra vida y es que luchar en contra de nuestros propios valores ¿es acaso la mas difícil de las luchas que tengamos que librar? somos jueces y verdugos de nosotros mismos pero jugamos mejor el papel de verdugo, pues muchas veces condenamos nuestros destinos por el terrible miedo que implica estar en contra de nuestros principios, los de nuestros contemporáneos y los de nuestros padres, siempre sera duro y para destruir un muro con la fuerza de nuestras manos tenemos que sufrir, pero ¿que de las cosas difícil de la vida no vale todas y cada una de las gotas de sangre y sudor que hubo que derramar para conseguirla? todo lo grandioso esta en las cimas y para llegar a ellas hay que luchar; a la cima no se llega con facilidad si no mas bien pasando incluso por el temible peligro de perderlo todo en el arduo camino y mientras mas alta y difícil mas duro sera. Pero también nuestro tesoro sera mas preciado y valioso.
Destruir nuestros propios valores y nuestra propia moral sera como subir esa montaña como derrumbar una pared con las manos y nuestro único enemigo es nuestro miedo, el miedo a equivocarnos, solo los perfectos y los sabios se equivocan, pues al errar automaticamente se sube un peldaño que quien no se a equivocado no a recorrido, los verdaderos sabios son los que mas se han equivocado, la experiencia que es lo mismo que decir la sabiduría se gana haciendo, no teorizando.
No temas que siempre estaré contigo, esa es la voz del corazón y el corazón no se equivoca. A este se ha de seguir cuando la batalla de las fuerzas de nuestro interior choquen, pues el corazón no dice que hagas lo correcto, dice lo que debes hacer y la mayoría de las veces lo que se debe hacer es todo menos lo correcto; realmente es mas fácil de lo que parece pues basta con dejarse llevar por la corriente como una hoja seca sobre las aguas del rió caudaloso que es la vida, nada mas con eso basta y no temas, que siempre estaré contigo...



sean felices...

domingo, 18 de octubre de 2009

A proposito de la mujer.




El campo mas infranqueable para un hombre siempre sera el sistema analítico y conceptual de una mujer y pues busca encontrar las razones y los procesos mentales en la misma manera que los encontraría en su pensamiento y eso es un error fatal, pues lo que conocemos como lógica en la mujer es una cuestión totalmente diferente, el hombre es mas encuadrado por no decir que totalmente encuadrado; Esa diferencia de procesos mentales es lo que hace que nuestros rumbos sean hasta cierto punto antagónicos, pues mientras el hombre logra seguir un norte con mas facilidad, la mujer por la multiplicidad de probabilidades que observa en cada situación es mas insegura y siempre tendrá mas lentitud al caminar por ver mas cosas que el hombre. En este punto la aparente ventaja que el hombre tiene se vuelve una ventaja para la mujer, pues cuando tratamos de ver mas arriba de lo que la masa ve, el hombre que lo logre siempre vera menos de lo que una mujer puede ver ya que en la escala del pensamiento superior tener un pensamiento femenino en vez distraer ayuda a tener menos margen de error y mas éxito a la hora de progresar, mientras que el hombre por la costumbre de avanzar siempre en un solo sentido estara mas propenso a equivocarse, pero hay que aclarar que una mujer en esta posición es algo como un trébol de cuatro hojas.
Una mujer en esta situación sera la única que podrá darse cuenta que por naturaleza, es el hombre quien debe dirigir el camino al tomar un camino en pareja y he aquí una ironía, pues la mujer menos pensante toma la misma actitud, con la única diferencia que solo la mujer de mente superior puede darse cuenta que solo pocos hombres pueden realmente dirigir el barco, ya que las de mente pequeña se dejan dirigir por cualquiera y difícilmente un hombre superior se sentiría bien con una mujer así, la mayoría tiene la actitud y aparenta estar en el camino correcto pues por lo general buscara a un hombre fuerte, pero solo en apariencia porque en la verdad si encuentra un verdadero hombre fuerte aunque le mueva lo mas profundo de sur ser siempre temerá y escapara porque lo que realmente quiere es solo la apariencia y al final siempre dominar con la sutileza de serpiente que a las mujeres caracteriza, este tipo de mujer aunque crea que conoce el estado de felicidad jamas lo alcanzara pues el miedo a un verdadero hombre fuerte  las dejara lejos de conseguirlo, otras confundirán a un hombre fuerte con un patán y no tienen la culpa pues la ignorancia es la ideología dominante y en general ninguna sabrá que es realmente lo que quiere, pues cuando hablan de lo que quieren no concuerda con lo que realmente hacen y admiten, por esta razón el hombre superior tardara mucho para encontrar una verdadera mujer que llene el espacio que implica estar a su lado y por lo general siempre tendrá a todas aquellas que no lo conozcan en verdad pues solo de esa forma no van a huir de él, pero apenas empiecen a conocerlo de la misma forma correrán despavoridas, por eso un hombre superior que encuentre un destello de superioridad en una mujer debe luchar para darle el empujón que necesita para darse cuenta de que hay algo más, sobretodo si esta mujer llena sus expectativas pues cuando ella halla cruzado el umbral, irremediablemente querra estar a su lado, pero mientras eso no suceda habra que vivir con un perfil más que bajo y nunca olvidar el latigo si quieren ir con mujeres...


sean felices....

lunes, 12 de octubre de 2009

El poder de Dios


¿Cual es tu Dios? es una pregunta que en la antigüedad no resultaba extraña si no mas bien común y hasta cierto punto retadora, pues el Dios de cada pueblo era motivo de orgullo y de rivalidad, pues todos los dioses eran distintos y cada pueblo abogaba porque el poder del suyo fuera superior a los demás, ahora en Día que predomina el monoteísmo tal vez sonaría tonto pensar en varios dioses de la misma forma que en la antigüedad, pero en aquel tiempo hubiera muerto por tal blasfemia; hoy es difícil de creer, pues tal cosa resulta absurda así como todas las cosas de Dios.
Lo reafirmo todas las cosas de Dios y todas las practicas que el ascetismo envuelve son absurdas y retorcidas, pues presuponen una visión de la vida que en nada nos permite mejorar y mucho menos disfrutar de la efímera existencia que oportunamente poseemos, ya que la retribución y las buenas acciones y la fuerza misma que la vida necesita no esta reflejada en el ángulo correcto si no que erróneamente es atribuida a la nada (que es en realidad la manera mas correcta de llamar  Dios) y por ese error de objetivos y funciones no aprovechamos la vida ni llegamos a una plenitud de la felicidad que todos poseemos pues siempre esperamos algo extra de lo externo, un golpe de suerte, un consuelo, un milagro, un norte que seguir, un vacio que llenar que venga de las alturas del cielo y nos ampare; ahí radica el poder de Dios en la debilidad y la impotencia de abrir los ojos, lo que nos hace imposible darnos cuenta que la vida es simplemente un reflejo de lo que pensamos y que la retribución divina y el orden cósmico de las cosas no son regidos por ningún Dios, sino nada mas por nuestros pensamientos que son los que se encargan de crear o destruir todo lo existente; porque si me equivoco que Dios mas hijueputa es ese que tanto adoran, pues ni el ser humano mas retorcido de la mente podría permitir las cosas que Dios permite, ni jugaría con el sentimiento de los humanos de la manera que lo él lo hace, porque tanta crueldad es impensable y eso no lo admito; pero mientras existan los débiles y los idiotas existirá el poder de Dios, hay que darse cuenta solo el ser humano puede hacer algo por el humano, nadie mas. Si Dios existiera ya lo habría hecho, hay que destruir esa muralla y seguir a delante para poder ver la luz solo destruyendo al monolito inútil de Dios se llega a la plenitud de la tranquilidad y la felicidad, mientras no se destruya no se tendrá ni la mínima idea de lo que quiere decir felicidad, nadie puede hablar de algo que no posee y el asceta jamas lo poseerá mientras sea asceta, pues el solo posee transgresiones de todo lo que existe, solo basta con pensar un poco en lo que pasa a nuestro alrededor y resulta absurda la existencia de Dios, si no es así: ¿sera acaso que no pensamos? algunos si pensamos y para estos escribo no para otros porque seria como predicar en desierto...


Sean felices...